Archives for 20 Abr,2019

You are browsing the site archives by date.

Talleres de Cuaresma

El 26 de marzo la Hna. Mariela brindó el Taller para mujeres: “Cuaresma ¿en qué me puede servir?” en la Parroquia San Juan Bautista.

Invitó a reflexionar sobre el objetivo de la Cuaresma: que el cristiano vuelva a sus raíces, a lo esencial, que renueve su compromiso y su encuentro con Jesús.

En este tiempo la Iglesia nos invita a acercarnos más a Jesús, a profundizar nuestro vínculo de amor con Él. Esto supone vivir cada vez más como vivió el Señor, cultivando el amor a su Padre, girando cada vez más en torno a Él.T3

Jesús entrega su voluntad a la voluntad del Padre, con regia libertad, con un sencillo amor filial y un inmenso amor hacia nosotros.

Así vamos aprendiendo a vivir nuestro camino de sufrimiento como Jesús, aceptando el dolor por amor al Padre. La Fe práctica en la Divina Providencia es nuestra herramienta para descubrir la voluntad del Padre

La Fiesta del Sagrado Corazón nos recuerda el amor infinito de Jesús. Es un amor infinito de Dios y de Hombre, mor divino y humano. Es importante acercarnos a la experiencia humana de Jesús, cultivar conscientemente el amor a Jesús.

Es necesario que dejemos algunas cosas que no nos dejan estar libres, para liberarnos de esas cosas tenemos el ayuno, la oración y la limosna.

En esta búsqueda del encuentro con Jesús debemos cultivar nuestra interioridad. El encuentro alimenta un amor permanente, constante, íntimo.

En primer lugar la Iglesia nos ofrece los Sacramentos para ese encuentro.

T4

En segundo lugar, lo fortalecemos en forma subjetiva por medio de la oración personal, la adoración, el silencio que nos ordena y nos pacifica, nos ayuda a vivir con serenidad y paz. Que la acción apostólica surja de la relación con Jesús.

Aprender a contarle lo que nos pasa y a dejarnos amar por el Señor. El verdadero encuentro produce una conversión verdadera, como en el caso de Zaqueo.

Así también el Padre Kentenich en el Campo de concentración estaba tan unido a Dios que irradiaba esa unión con toda su personalidad. Todo en él venía de la Madre de Dios, esa era su forma de apostolado fundamental.

Y en nuestro tiempo, el Papa Francisco nos plantea esta pregunta: ¿cómo retribuir al Señor tantas cosas bellas, tanto amor? Tenemos que dejarnos amar por Él. Abrir el corazón, dejar que se haga cercano, que sea tierno con nosotros, que nos acaricie.

Esto requiere tiempos de encuentro largos con el Señor.

Para reflexionar:

¿Qué me falta para llegar a ese amor y entrega plena al Señor?

Leer más