schoenstatt

schoenstatt

Carta del P. Tommy Nin a la Familia de Uruguay – junio 2018

Querida Familia,
¡Bendecido día de Alianza! Hace un par de meses, recorriendo el museo del Padre Kentenich que hay en Nuevo Schoenstatt, me conmovió el testimonio de las primeras Hermanas de María que llegaron a Argentina. Ellas partían dejando cosas muy importantes en Alemania: su comunidad de origen, su familia, su tierra, la mayoría de sus bienes. Venían sabiendo que, tal vez, nunca volverían a su país de origen. Llegaron, materialmente hablando, solo con un poco de ropa y muy poco dinero. Pero traían algo más importante con ellas: el amor a la Mater y la fe inquebrantable en la Alianza de Amor. “Creo firmemente que nunca perecerá quien permanece fiel a su Alianza de Amor” (Hacia el Padre, 534).
Portaban la misión que el Padre Kentenich les había encomendado: trabajar para construir el reino mariano del Padre. Un reino que ellas habían experimentado ya a la sombra del Santuario Original. Una misión demasiado audaz viendo los pocos medios materiales con los que contaban. Pero, justamente, al contrastar la magnitud de las dificultades, la pequeñez de los instrumentos y la fecundidad de la tarea, es que se comprueba la acción de María y de sus gracias.
Esa fecundidad se hizo pronto realidad con el envío de las primeras hermanas a Nueva Helvecia y años después con la bendición del primer santuario filial. Era una decisión audaz la que estaban tomando: estaban aisladas debido a la segunda guerra mundial, ni siquiera podían consultar con el padre Kentenich que se encontraba en el campo de concentración de Dachau. Los más de 200 santuarios filiales del mundo tienen su fuente en el santuario original pero también en este santuario nuestro, en Nueva Helvecia.
Nosotros somos herederos de la audacia del Padre y de las primeras. Muchas veces pensamos que, hoy día, todo es más difícil; vivimos en una sociedad más indiferente o más hostil. Pero cuando vemos la historia en perspectiva, cuando conocemos los sacrificios realizados por los primeros congregantes, la vida misma de nuestro Fundador, nos damos cuenta que desde el inicio fue así. Somos hijos de la guerra.
“Un pensamiento audaz, casi demasiado audaz para el público, pero no demasiado audaz para ustedes… Y no crean que es algo extraordinario, si ustedes suben al máximo más allá que las generaciones pasadas las exigencias que se ponen a sí mismos dado el tiempo tan serio y tan grande como el que vivimos actualmente”. Las palabras del Padre el 18 de octubre de 1914 resuenan nuevamente en nosotros y se vuelven actuales. ¿No tenemos que subir nosotros también el nivel de nuestra entrega? ¿Qué quiere la Mater de mí, hoy?
Qué tengan un bendecido mes y nos vemos, si Dios quiere, en torno al Santuario o a nuestro oratorio,
P. Tommy Nin Mitchell
“De la mano de María, ¡viví Schoenstatt y contagialo!”

18 de junio de 2018

Leer más
,

Carta José Engling Internacional

Schönstatt, Mayo 2018
Queridos responsables del Movimiento de Schoenstatt,

En este año del Padre nos preparamos juntos para el 50° aniversario del fallecimiento de nuestro Padre y Fundador. Simultáneamente este año está marcado por recordar la entrega de vida de un insigne co-fundador: José Engling.

Junto al Santuario de la Unidad en Cambrai, se han iniciado los preparativos para conmemorar los 100 años de su muerte. Tanto para los responsables de la diócesis de Cambrai como para los miembros y amigos de Schoenstatt del lugar es importante, poder celebrar este acontecimiento con muchos representantes de la Familia internacional. Pére Jean-Marie Moura, sacerdote de la diócesis de Cambrai que, desde otoño de 2015, vive junto al Santuario y está comprometido con el cuidado pastoral local, escribe al respecto:

-kentenich-engling

“Queridos amigos,
El 4 de octubre de 2018, celebraremos el 100º aniversario de la muerte de José Engling. El sacrificio de su vida contribuyó indudablemente a que el Movimiento Mariano de Schoenstatt, tan caro a su corazón, se extendiera por todo el mundo. Estoy escribiendo desde uno de los lugares donde José está especialmente presente y está atrayendo a innumerables peregrinos, desde hace décadas. Aquí, en Thun St. Martin, junto al Santuario de la Unidad, a comienzos de octubre de 2017, hemos iniciado con mucha alegría el “AÑO DE JOSÉ ENGLING”. Se ha formado un equipo que está proyectando cómo enfocar los próximos meses que culminarán, finalmente, con la celebración de un “triduo” del 4 al 7 de octubre de 2018. ¡Todos ustedes estarán bienvenidos! Haremos todo lo posible para que estos días sean días de gracias y, al mismo tiempo, días de esperanza de que, algún día, podamos venerar a este joven como santo. Él tiene mucho que decir a los jóvenes de nuestro tiempo, carentes de ideales auténticos…”

Por lo tanto, los amigos de José Engling están cordialmente invitados a ponerse en camino y celebrar con nosotros este jubileo. Para su información les ofrecemos aquí una vista general del programa planificado (sujeto a cambios):

Jueves, 4 de octubre
16.00 hs El último camino de José desde Eswars al Santuario de la Unidad
18.00 hs Santa Misa, a continuación cena
20.00 hs Fogata de Engling y levantamiento de una cruz en el lugar de su muerte

Viernes, 5 de octubre
Día libre para los diferentes grupos de peregrinos
Posibilidad de un viaje a Merville, donde José hizo su ofrecimiento de vida

Sábado, 6 de octubre
Para los jóvenes: Día de encuentro siguiendo las huellas de José Engling
12.00 hs Almuerzo
13.30 hs Juego escénico sobre la vida de José Engling
15.00 hs Santa Misa con los jóvenes
16.30 hs El camino de José desde Eswars al Santuario
18.00 hs Encuentro de todos los grupos junto al Santuario, cena
20.00 hs Vigilia internacional: Alabanza, Adoración, Testimonios
Domingo, 7 de octubre
10.30 hs Santa Misa en la catedral de Cambrai
13.00 hs Almuerzo junto al Santuario
ca. 15.00 hs Oración y bendición final junto al Santuario

Desde Schönstatt están previstas dos posibilidades de viajes en ómnibus: del 4 al 7 de octubre y del 6 al 7 de octubre.
Las inscripciones se realizarán en el Secretariado-Engling.

Todos los demás grupos que se ponen en camino, son responsables de la organización de su alojamiento y desayuno.
Las comidas junto al Santuario, almuerzos y cenas, son provistos por un servicio de catering; Precio alrededor de 8 euros por comida. Para financiar las celebraciones, se solicita una contribución de 5,- euros por día / por persona. El equipo de organización agradece también por toda donación adicional.

Más información sobre la inscripción / pago, contribución de participante y comidas:

Para participantes de Francia, Bélgica y Luxemburgo:
mta@sanctuairedelunite.fr

Participantes de otros países:
Secretariado de Engling
engling-sekretariat@schoenstatt.net

Cuenta Bancaria:
Schönstatt-Institut Marienbrüder e.V.
IBAN: DE66 3706 0193 0017 8270 49 – BIC: GENODED1PAX
Palabra clave: Cambrai 2018

Unidos en la Alianza de Amor, con cordiales saludos,

Leer más
, ,

Peregrinación al Santuario de Nueva Helvecia

Peregrinación de la Campaña del Rosario a Nueva Helvecia

Pereg1

El sábado 19 de mayo se realizó la primera peregrinación anual a Nueva Helvecia para visitar la casa de nuestra Madre Tres Veces Admirable.
Fuimos recibidos por la Hna. Marinés y después de saludar a la Mater con una linda oración que llevamos preparada nos fuimos al comedor a desayunar.

Luego la Hna. Marinés nos brindó una interesante charla sobre la Alianza de Amor con María que nos llegó a lo más profundo de nuestro corazón por sus palabras tan claras y profundas.
Se nos unió gente de Colonia y de San José.

Luego el padre Marcos celebró la Santa Misa en la que hicieron su Alianza tres misioneras y luego se realizó el Envío de nuevas imágenes Peregrinas que van a visitar hospitales. Todo fue muy hermoso y emocionante, como todas las cosas que hacemos con la Mater y para la Mater.

Después del almuerzo rezamos el Santo Rosario de Luz. Habíamos preparado los materiales y las oraciones con varios días de anticipación. Lo armamos en forma de corazón; en los lugares del Padre nuestro pusimos fachadas del Santuario y en las Ave Marías, plantillas que simbolizaban los pasos del Padre con un mensaje que después regalamos a los participantes y sobre éstas, vasos que tenían dentro las velitas encendidas.

Todo salió maravilloso. La Mater feliz de tener allí a muchos de sus aliados. En la tarde, para culminar la jornada, las misioneras de Nueva Helvecia nos agasajaron con un rico chocolate y tortas fritas hechas por ellas mismas. Una exquisitez para compartir antes de la despedida.

Néstor
Pereg2

Testimonio de una nueva Aliada

Cuando yo hice la Alianza con María fue algo extraordinario lo que sentí, fue algo parecido a cuando fui mamá por primera vez, ese compromiso que se siente, la Mater asume la obligación de cuidar a su niño.

Sentí como que María vino a habitar en mi corazón y en mi alma, ella me decía que yo me debía toda a ella. En ese momento sentí algo muy hermoso dentro de mí y me vinieron ganas de llorar. Lloré de alegría, estaba vinculada a ella, estaba muy cansada pero no quería retirarme del Santuario!!!

Iris
Testimonio de una nueva Misionera

Lo que yo sentí es un amor muy grande porque ella nos elige para trasmitir ese amor y el de su Hijo a las personas que de alguna manera sufren en silencio y también con ella se alegran.

Raquel

Me piden que cuente acerca del día de mi Alianza con la Mater.
Cuando lo recuerdo viene a mí ese sentimiento de verdadero amor fraternal que vivimos los schoenstattianos cuando estamos en el Santuario.
Creo que me sentí como cuando niña, el día de mi primera Comunión; o, ya más grande, el de mi Confirmación.
Como me enseñó la Hermana Cristina, la Divina Providencia permitió que recibiéramos esta Consagración el sábado Víspera de Pentecostés, 19 de Mayo, mes de María de 2018, Año del Padre J. Kentenich.

Tres Misioneras de la Campaña, ese día hicimos la Alianza: María Cristina, Iris Catalina, que integran desde hace muchos años el Movimiento y yo, que en Octubre del año pasado fui enviada por el Padre Carmona.

Así mismo, ese día, tres fueron las que visitaron por primera vez el Santuario: Leticia y Marisa, a quienes invité ya que este año conocieron a nuestra Mater y reciben la Peregrina, y Nery, la mamá del Padre Fabián Silveira, quien realizó la Alianza con la Mater cuando peregrinamos al Santuario Tabor, en Santa María.

Y ese mismo día recibí la tercera imagen de La Campaña de la Virgen Peregrina de Schoenstatt, que ya está misionando en Hospitales.
Rosario nos preparó para este día y en la primer reunión nos entregó un cuaderno para que, a semejanza del Diácono Joao Luiz Pozzobom, fuéramos, día a día, anotando nuestros aportes al Capital de Gracias; así vamos preparando los corazones para Octubre, cuando, Dios mediante, festejaremos los 75 años del Primer Santuario Filial en Nueva Helvecia.

Andrea

Leer más
, ,

Celebración del 31 de Mayo

En una celebración muy íntima, el Padre Valentín Goldie celebró el hito del 31 de Mayo junto a un grupo de schoenstattianos en una Misa en la Parroquia Ntra. Sra. de Lourdes.
Nos recordó la trascendencia de esta fecha y nuestra misión de Aliados!

Jubilar

Es una gran alegría tener al Padre Valentín de vuelta en Uruguay donde se desempeñará como Director del Liceo Jubilar! Le deseamos muchas bendiciones en esta tarea!!!

 

 

Homilía.

P Valentin

Corría el año 1912, seminario menor de los padres palotinos en el pueblo de Vallendar, cercano a Coblenza. El ambiente no era el mejor, los muchachos estaban requeterrecontra podridos de la disciplina, de tener que obedecer lo que decían los formadores. Se estaba formando un ambiente de motín, donde no se estaba a gusto. Los muchachos querían ser sacerdotes, pero también querían ser LIBRES. Como un manotazo de ahogado el provincial de los palotinos nombra como director espiritual a un joven sacerdote, el más popular entre los profesores. Ahí comienza nuestra historia. Unos jóvenes que quieren ser libres y un padre que quiere que los jóvenes sean libres, recios y sacerdotales. La intuición pedagógica era muy simple… la gente quiere ser libre, todos queremos hacer lo que se nos venga en gana, tenemos un mundo interior ampliamente desconocido que no quiere dejarse dominar. Si los inspiro a un ideal elevado y me creen, ese ideal logrará ordenar las pasiones y los deseos de libertad para hacer grandes cosas. Y así arrancó todo y funcionó. Los muchachos se entusiasmaron con la propuesta formativa y fueron libremente obedeciendo porque descubrieron que eso era para su bien.

Dos años después, en 1914 esos jóvenes con altos ideales de ser santos sacerdotes, recios y libres se enfrentan a una nueva realidad de la historia. Iban a ser llamados a luchar en la primera guerra mundial. ¿Qué pasa con nuestros altos ideales? ¿Acaso habrá que dejarlos de lado para asumir la realidad? De ninguna manera, redoblamos nuestros ideales de libertad, reciedumbre y espíritu sacerdotal, nos ponemos a los pies de María y encima le pedimos como don que nuestra pequeña capilla sea lugar de peregrinación internacional. Sabemos lo que pasó… y hoy esa capilla en ese pequeño pueblo de Alemania recibe peregrinos de todas partes del mundo y no sólo eso, también hay más de 200 santuarios filiales en todo el mundo, el primero es el nuestro.

Al final de la primera guerra mundial en torno a esa pequeña capilla convertida en santuario por peregrinos de Alemania se empieza a forjar nuestro movimiento, comunidades de hombres, mujeres, familias y sacerdotes que viven el ideal de ser LIBRES, RECIOS y SACERDOTALES. Comunidades de personas libres, muy apasionados y con altos ideales. Pero Alemania camina por otro lado y Adolfo Hitler asume el poder absoluto en toda Alemania y ese pequeño movimiento de hombres libres era una amenaza para la Alemania hitleriana de hombres no libres sino masificados y dominados. ¿Qué pasa con nuestros altos ideales? ¿Acaso habrá que dejarlos de lado para asumir la realidad? De ninguna manera, redoblamos nuestros ideales de libertad, reciedumbre y espíritu sacerdotal, coronamos a María como nuestra reina, y cada uno en su libertad da la respuesta generosa, pero TODA la familia se embarca en la lucha contra Hitler. Fui a ese santuario… la corona sigue ahí, y Hitler perdió la guerra.

Corre el año 1949, Schönstatt recibe una visita porque es un movimiento sospechoso. El informe de la visita es fundamentalmente positivo pero había que hacer alguna pequeña corrección. El vínculo entre el padre y la familia, particularmente las hermanas, es raro. Este pequeño e insignificante cambio para el visitador, no era pequeño ni insignificante para el padre. Porque Schönstatt es esos vínculos, esos vínculos muy profundos e intensos que se forman entre personas libres, recias, sacerdotales, con altos ideales y muy apasionadas. Son vínculos de alianza… Schönstatt es eso. Y si la Iglesia pide corregir esas relaciones, entonces no cabe otra que desobedecer para defender nuestra libertad, para defender la irrupción de gracias desde el año 1912 hasta ahora. Es ahí cuando el padre redacta una carta en la que explica los problemas que tiene occidente en general y la Iglesia en particular. Y nos asigna la misión que tenemos hasta el día de hoy. La gran enfermedad de occidente y de la Iglesia es en su visión, una mentalidad que él denomina mecanicista y el remedio, la mentalidad orgánica. Schönstatt es una cruzada para sanar a occidente y a nuestra Iglesia de esa enfermedad. Pero había que decirle al Santo Oficio “ustedes están enfermos”, porque solo enfermos pueden querer obligarnos a corregir los vínculos de amor que hay entre nosotros. Un día como hoy en el santuario de Santiago de Chile, el padre pone su carta a los pies de María y se pone él y a toda su familia en sus manos, para que ella nos fortalezca en esta misión. El Santo Oficio iba a tomar represalias, y el padre lo sabía… ¿vienen conmigo? Hoy estamos acá para reafirmar nuestra respuesta ¡VAMOS CONTIGO!

¿Qué es esta enfermedad? Podríamos hablar largo de lo que es el mecanicismo. El padre dice algo que para mí arroja la mejor pista. Esta enfermedad estaba en él, y la Virgen habiéndose instalado en él lo sanó. Es desde esa experiencia que él empieza a ver esa enfermedad en casi todos lados. Es una enfermedad que no nos deja relacionarnos… donde vemos incapacidad para relacionarse ahí estamos viendo los síntomas de mecanicismo. Vencer el mecanicismo supone vencer la tendencia de generar relaciones de dominio sobre los demás, supone reconocer que el otro también es libre y dejarlo libre y que si es mi hermano yo tengo que ser capaz de integrar sus opciones en mis opciones. Supone renunciar a querer poseer al otro sino ver al otro como un regalo. Se dice fácil, pero no lo es. Hoy nuestro país está enfermo de mecanicismo, el deterioro en la convivencia ciudadana así lo evidencia. Queremos poseer al otro… pensemos en las realidades de violencia doméstica, pensemos en tanta gente que cree que puede hacer lo que quiera con los demás. Tenemos una Iglesia enferma de mecanicismo, pensemos la forma en que consideramos a carismas que no conocemos, o a veces el trato que tenemos los curas entre nosotros. Pero sobre todos pensemos en la realidad de fractura social que va haciendo cada vez más difícil relacionarnos. FRACTURA, falta de vínculos.

Hoy nuestro país y nuestra Iglesia local necesitan desesperadamente nuestro carisma. El carisma de Schönstatt es un carisma generador de vínculos. Mis ojos vieron cómo jóvenes recios, libres, sacerdotales, con altos ideales y muy apasionados organizaron peregrinaciones donde chicos de distintas clases sociales compartían juntos. Mis ojos vieron cómo esos jóvenes fundaron un colegio privado gratuito que facilita el proceso de integración social. Mis ojos vieron campamentos de las juventudes donde se integraban distintas clases sociales. Y me pregunto hoy ¿no será que esta pequeña familia de Schönstatt uruguaya, pequeña e insignificante a los ojos de todos, no será que esta pequeña familia, con el carisma generador de vínculos, sea el gran regalo de María a nuestra Iglesia y por medio de ella al país?

Queríamos ser libres y hubo que ir a la guerra, le pedimos que nuestra capilla se convirtiera en santuario. Fuimos libres, fuimos a la guerra y la pequeña capilla es nuestro santuario. Queríamos ser libres y Adolfo Hitler estaba en el poder, coronamos a María. Fuimos libres, luchamos contra Hitler y en ese santuario original, la corona sigue ahí. Queríamos ser libres y vincularnos desde la libertad, con vínculos de alianza nos pusimos a los pies de nuestra Reina y esa corona de ese santuario fue robada. Los invito hoy a renovar nuestra alianza de amor comprometiéndonos en la misión de generar vínculos, de generar relaciones donde la dinámica mecanicista instaura fractura. Y como signo de esa entrega, le pedimos a María que su corona del santuario de Bellavista vuelva a hacerse visible para mayor gloria de nuestro Dios que la coronó en el cielo.

 

Leer más
, , , ,

“La casa es nuestra” – Centro Educativo Providencia

“La casa es nuestra”
¡Providencia está de fiesta! Y no es para menos, arrancó la ampliación de la capilla…

 

0403
La historia de Providencia está profundamente traspasada por aquella frase del Padre: “Cuántas veces lo pequeño e insignificante ha sido el origen de algo grande, lo más grande”. Hace unos 24 años, un grupo de misioneras de la Campaña de la Mater Peregrina conoció lo que estaba haciendo Lucía, una exalumna del colegio MTA en Nueva Helvecia que hacía varios años se había mudado al Cerro. Lucía colaboraba desde su casa con la catequesis de la Parroquia San Rafael recibiendo a los niños del barrio en la calle La Vía. (Por iniciativa de las Misioneras y Voluntarias, construyeron una ermita de la Mater frente a la casa de Lucia, ella fue testigo de comuniones, pesebres y muchas celebraciones en el barrio.)
En 1994, por invitación de las misioneras, se acercaron a participar algunos voluntarios de la rama Familiar de Montevideo, que interpretaron la invitación y como un signo Providente de Dios que los invitaba a comprometerse con el lugar y con las personas del barrio. Es así que decidieron sumarse a la iniciativa de Lucía y trabajar junto a otros vecinos del barrio construyendo un espacio socio-educativo para los niños de la zona. En un principio realizaban un espacio de catequesis y poco a poco incorporaron un espacio educativo en el que los niños podían hacer los deberes y se brindaba una merienda diaria.

0507
Dos años después, el Movimiento de Schoenstatt fundaba la Asociación Civil Providencia, con el propósito de acompañar y sostener el trabajo que de a poco había ido creciendo. Actualmente asisten a Providencia 400 niños, jóvenes y sus familias que participan de 4 programas educativos: Club de Niños, Liceo, Centro Juvenil y Formación para el trabajo.
Algo importantísimo y central de nuestra identidad nos estaba quedando chico! El oratorio, lugar ideal para el encuentro personal con la Mater y con Jesús, lugar donde sentirnos cobijados, que nos ha recibido muchas veces para poner familias, situaciones difíciles, alegrías y sueños en manos de Dios…
Así que con el esfuerzo de muchos y con una enorme alegría y emoción, podemos festejar que las obras para ampliar la capilla han comenzado, y lo más disfrutable: lo estamos haciendo entre todos.
El papá de dos chiquilines del Liceo, que trabaja en la construcción, vino a darnos una mano para sacar la pared de yeso que dividía el oratorio con la biblioteca. Un grupo de voluntarios del Colegio ISASA nos va a ayudar el próximo fin de semana con la pintura, mientras que los distintos grupos de catequesis del Club de Niños y del Liceo ya están apropiándose del espacio para realizar celebraciones y jornadas de reflexión. Es así que en mayo, con el Padre Leo Burone (párroco de la zona y capellán de Providencia) celebramos Misa todos los miércoles a las 11hs.
Estamos muy contentos por este camino que comienza, y mayor satisfacción nos da el hecho de que providencialmente la capilla va tornándose un lugar para recibirnos a todos gracias al trabajo de padres, chiquilines y voluntarios.
Si te queres sumar a esta transformación, y está dentro de tus posibilidades, te invitamos a ponerte en contacto con Flor Ortigoza (florenciaortigoza@providencia.org.uy) o con Rosina Armanino (rosina.armanino@gmail.com).

¡Nada sin Ti, Nada sin Nosotros!

02

Leer más