Blog

,

Día de Alianza en Uruguay

Este 18 de mayo la Familia de Uruguay celebró el día de Alianza en distintos puntos del país. En Nueva Helvecia hubo celebración de la Santa Misa en la Parroquia.

En Montevideo por la mañana un grupo estuvo reunido en la nueva Capilla del Liceo Providencia del Cerro para rezar el Santo Rosario y luego celebrar la Santa Misa junto al P. Fabián Silveira.

Por la tarde, en la Pquia. San Juan Bautista se encontraron integrantes de la Familia de Pocitos para rezar el Santo Rosario y compartir la Santa Misa, providencialmente, también presidida por el P. Fabián.

En Punta del Este se reunieron a rezar el Santo Rosario a las 18 hs en La Candelaria.

En Salto el lugar de encuentro fue por la mañana en la Ermita, rezaron el Santo Rosario y luego el P. José García bendijo varios símbolos para los Santuarios Hogar de la Rama de Madres.

Leer más
, ,

Misión Tabor de María 2019

Los últimos días de Semana Santa  la Juventud Masculina y la Juventud Femenina de Schoenstatt estuvieron misionando junto a unos 60 jóvenes universitarios en Montevideo. La Campaña del Rosario brindó Talleres para la comunidad, y el domingo de Pascua culminó la Misión con la Bendición de una Ermita de la Madre tres veces Admirable de Schoenstatt en el frente de la Parroquia de Aires Puros.

7

Aquí compartimos algunos testimonios:

Mi nombre es Mauro Fernández, soy sacerdote en la parroquia Santa Magdalena Sofía Barat en el barrio Aires Puros de Montevideo. Hace ya 4 años que vienen los chicos del Movimiento a vivir la experiencia de Tabor de María en Semana Santa. Personalmente me tocó acompañarlos estos últimos dos años. En ellos he vivido momentos increíbles. La fuerza juvenil atrae y contagia, por lo cual el barrio se ha visto bendecido con la presencia de estos misioneros. Los frutos están a la vista y de a poco se han integrado personas del barrio que estaban alejadas y han vuelto a la práctica viva de la fe en comunidad.

A su vez, la experiencia al interior de la misión se vive con mucha intensidad. Momentos de oración, servicio, vivencia de las celebraciones y los sacramentos, van haciendo posible un verdadero encuentro con Cristo. Sin dudas que la invitada especial y guía de la misión es “la Mater”.

Al grito de: “Ella obrará milagros” salen los misioneros con la imagen de la Virgen a visitar las casas y llevar un mensaje de esperanza. Sin dudas que las Semanas Santas son distintas con Tabor de María y recomiendo de corazón a todo joven o comunidad que reciban a los chicos para que puedan experimentar, como yo lo experimenté, la alegría de ser Iglesia en salida de la mano de María. Dios los bendiga.

Pbro. Mauro Fernández

5

Al principio me dio mucha pereza irme de Paysandú y pasar una de las mejores semanas lejos de amigos y familia. Es como que cuesta un poco ese arranque, pero de verdad que una vez que estas ahí sin duda que pasas 4 días épicos y cargados de emociones, siguiendo de cerca la fe, con un tremendo grupo que me llevo de recuerdo.

Y como comentábamos entre nosotros, puede que el resto de tus amigos vivan semanas mejores o peores, esto simplemente es diferente.
3

Siempre estás haciendo algo y de verdad que salís renovado, Tabor de María es una misión que todo cristiano tendría que experimentar al menos una vez. Es muy intensa.

Una de las actividades que hicimos en Aires Puros fue salir a tocar puerta a puerta, compartiendo nuestra fe e invitando a niños a que se arrimen a jugar. Creo que esta fue una de mis actividades favoritas, ver a 40 niños corriendo para todos lados te hace volver a los 10 años.

Manuel Romero, Misionero

1

Si me preguntás cómo viví la misión sólo se me viene a la cabeza una palabra, ENTREGA.

En la mañana del viernes santo, nos tocó ir a misionar la casa de Mabel, que por cuestiones de tiempo nunca hubiésemos llegado. Ella era una viejita, divina, que por salud, seguridad y otras cosas más, había dejado de ir a la parroquia pero no pasaba un día sin extrañarla, entonces nuestra propuesta fue pasar a buscarla y que disfrute ese momento del Vía Crucis en la parroquia, ya que no podía caminar mucho, pero al menos iba a poder estar presente en las últimas estaciones.

Justo un rato antes de esto, tuvimos un momento de reflexión con el grupo, donde hablamos de las experiencias, una de ellas era la experiencia “Yo por vos”.

¿Qué significa? Significa darlo todo por el otro y entregar lo que más nos cuesta.

Cuando llegamos a la parroquia con Mabel, el Vía Crucis ya había empezado… nuestra idea era que espere ahí con Juan, el cuidador, y a la vuelta juntarnos con ella otra vez, pero mis planes una vez más no fueron los míos, sino los de Dios.

Claro está que yo quería vivir esta actividad, la más significativa que tiene una misión de Pascua, acompañar a Jesús en su sufrimiento, en su experiencia “Yo por vos”, pero al ver la cara de angustia que tenía Juan por no poder participar, no pude hacer más que ofrecerme y quedarme.

En ese momento me acordé lo mucho que había rezado antes de la misión, por la entrega y por actuar en todo momento como instrumento, entonces simplemente deje que fluya.

Cuando estábamos en el templo, rezando un rosario mal rezado pero poniéndole mucho amor, fue recién ahí que pude entenderlo… ella estaba FELIZ! Al igual que yo. Era exactamente ese el lugar donde yo tenía que estar.

Uno pone siempre sus proyectos y sus planes por delante de los suyos, la mayoría de las veces inconscientemente, sin darnos cuenta que hay algo mucho más grande preparado especialmente para nosotros, así que sí, solamente tenemos que entregarnos y dejar que él haga lo suyo.

Guillermina Ciganda, Misionera

4

Esta misión de Tabor fue mi segunda misión en Semana Santa con Schoenstatt. Mismo lugar, mismos organizadores, mismo momento del año. Sin embargo, fue completamente diferente. Creo que la principal diferencia con el año pasado fue mi contexto. Este año estoy cargando una cruz personal muy pesada y la realidad es que llegué a Aires Puros completamente desesperanzada, cansada y agobiada. Llegué con un dolor inmenso y sin saber mucho como manejar mi situación.

Me propuse a mí misma ofrecer mi dolor y poder acercarme a María. Antes de ir a la misión una íntima amiga mía me repitió constantemente que tenga más presente a María. Me decía que tengo que recurrir más a ella al igual que hizo Jesús cuando estaba con el dolor de la cruz. Jesús encontraba fuerzas con tan solo una mirada de María. Si Jesús que es Dios necesitaba de María para poder cargar con su cruz, cuanto más nosotros tenemos que pedirle que nos ayude. Me repetía “Si querés ser amiga de Jesús hacete amiga de María”. Y eso fue lo que logré gracias a la misión. Logré encontrar amor en mi cruz, logré recordar que no la cargo sola, logré encontrarle un sentido a mi sufrimiento. Y logré acercarme de manera especial a María. Recordar su ternura, su amor, su paciencia, su humildad, su cercanía.

6

Misionar en Semana Santa es muy especial porque en pocos días vivís sentimientos muy intensos. Pasar de rabia, a angustia, a soledad, a alegría extrema. Yo creo que puedo resumir de forma acertada lo que sentí en toda la misión analizando un poco lo que me tocó vivir en una actividad que hicimos el sábado temprano: la soledad de María. Tuve la gracia de tener que representar a María en ese dolor inmenso que tuvo que atravesar. Al principio de la dinámica, yo me encontraba sola rezando ante Jesús. Y así me sentía yo antes de ir a Tabor: sola, desganada, abandonada. A medida que fuimos rezando el rosario me empecé a sentir más tranquila, paciente, confiada de que Dios tenía mejores planes para mí. Los demás misioneros comenzaron de a poco a acercarse para acompañar a María en su dolor. Fue impresionante para mí poder hacer un paralelismo tan claro con mi vida personal, y ver cómo yo estaba más tranquila al estar acompañada. Me sentía en paz; sufriendo pero en paz. En el resto de los misioneros sentí a Jesús vivo. Sentí a Jesús amigo que me recordaba que no estaba sola, que me decía “aquí estoy”. Sentí confianza, confianza pura. Y mucha compañía, compañía de la buena.

La Vigilia del sábado de noche estuvo impresionante. Poder sentir que Cristo verdaderamente resucitaba en mi corazón. Yo que pensaba que me había abandonado, que estaba luchando sola. Me recordó con gran amor que Él estaba y está siempre ahí para mí.

2

Hoy, casi una semana después de haber vuelto, medito y me doy cuenta de lo privilegiada que fui. Solo me resta agradecer. Agradecer a todos quienes hicieron posible esos días tan mágicos, pero agradecer más que nada a Jesús y María que reavivaron el fuego de mi fe, que me permitieron ver luz en la oscuridad y me ayudaron a valorar todo lo que tengo. Agradecerle a Jesús por cargar con todas nuestras cruces para salvarnos. Si él logró soportar eso… cómo no vamos nosotros a poder cargar nuestras cruces? Cómo no vamos a estarles agradecidos por la inmensa acción que hizo por cada uno de nosotros?

Y no sólo sentí muy cerca el amor de Jesús, sino que también tuve la gracia de poder ser su mensajera y poder acercarme a los distintos vecinos del barrio. Poder contarles este milagro del que somos todos parte, aunque capaz ellos ni lo saben. Poder volver a este barrio, reencontrarme con los vecinos. Invitar a la comunidad a que se acerque a conocer la obra más grande de amor. Poder ser testigos de Jesús es un regalo inmenso el cual se lo agradezco día a día. Poder compartirle al resto lo que sentimos es alegría pura.

Me voy de la misión cargando la misma cruz que cargaba antes de llegar, pero ahora llena del Espíritu Santo y confiada de que no estoy sola en esto. Me voy alegre, alegre de formar parte de esto. Y agradecida, agradecida con Dios por mi vida, por mi cruz y por poder ser su discípula.

Fue una misión mágica, una Semana Santa que sin duda quedará en mi memoria.

Josefina Rodríguez, Misionera

Leer más
,

La Capilla de Provi abrió sus puertas

Querida Familia, queremos compartir con ustedes algunas de las grandes alegrías de Providencia.

Capilla puertas abiertas: nuestra capilla ya tiene las puertas abiertas a nuestro barrio y de a poco va llegando la vida. Durante el mes de marzo y abril, con algunos vecinos, educadores y chiquilines, compartimos la Eucaristía, realmente un momento de cielo, recemos para que siga creciendo.

Arrancó la Catequesis: 55 chiquilines del Club de Niños se anotaron para participar este año, con mucho entusiasmo arrancaron junto a sus 6 catequistas. Se viene un año lleno de muchas alegrías.

En el Liceo al espacio de catequesis lo llamamos Despertate, porque quiere ser un despertar a nuevas vivencias y a llenar de Dios lo que ya vivimos. Compartir, encontrarnos y celebrar, son algunas de las cosas que pasan cada viernes. Para sorpresa y alegría de todos, este año se anotaron para participar de este espacio 85 chiquilines, es decir, más de la mitad del liceo…

Familia no se queden con las ganas y vengan a visitarnos algún viernes a partir de las 16hs, porque a partir de ese momento la Mater: canta, sueña y sonríe con los chiquilines.

Capilla2

Leer más

Talleres de Cuaresma

El 26 de marzo la Hna. Mariela brindó el Taller para mujeres: “Cuaresma ¿en qué me puede servir?” en la Parroquia San Juan Bautista.

Invitó a reflexionar sobre el objetivo de la Cuaresma: que el cristiano vuelva a sus raíces, a lo esencial, que renueve su compromiso y su encuentro con Jesús.

En este tiempo la Iglesia nos invita a acercarnos más a Jesús, a profundizar nuestro vínculo de amor con Él. Esto supone vivir cada vez más como vivió el Señor, cultivando el amor a su Padre, girando cada vez más en torno a Él.T3

Jesús entrega su voluntad a la voluntad del Padre, con regia libertad, con un sencillo amor filial y un inmenso amor hacia nosotros.

Así vamos aprendiendo a vivir nuestro camino de sufrimiento como Jesús, aceptando el dolor por amor al Padre. La Fe práctica en la Divina Providencia es nuestra herramienta para descubrir la voluntad del Padre

La Fiesta del Sagrado Corazón nos recuerda el amor infinito de Jesús. Es un amor infinito de Dios y de Hombre, mor divino y humano. Es importante acercarnos a la experiencia humana de Jesús, cultivar conscientemente el amor a Jesús.

Es necesario que dejemos algunas cosas que no nos dejan estar libres, para liberarnos de esas cosas tenemos el ayuno, la oración y la limosna.

En esta búsqueda del encuentro con Jesús debemos cultivar nuestra interioridad. El encuentro alimenta un amor permanente, constante, íntimo.

En primer lugar la Iglesia nos ofrece los Sacramentos para ese encuentro.

T4

En segundo lugar, lo fortalecemos en forma subjetiva por medio de la oración personal, la adoración, el silencio que nos ordena y nos pacifica, nos ayuda a vivir con serenidad y paz. Que la acción apostólica surja de la relación con Jesús.

Aprender a contarle lo que nos pasa y a dejarnos amar por el Señor. El verdadero encuentro produce una conversión verdadera, como en el caso de Zaqueo.

Así también el Padre Kentenich en el Campo de concentración estaba tan unido a Dios que irradiaba esa unión con toda su personalidad. Todo en él venía de la Madre de Dios, esa era su forma de apostolado fundamental.

Y en nuestro tiempo, el Papa Francisco nos plantea esta pregunta: ¿cómo retribuir al Señor tantas cosas bellas, tanto amor? Tenemos que dejarnos amar por Él. Abrir el corazón, dejar que se haga cercano, que sea tierno con nosotros, que nos acaricie.

Esto requiere tiempos de encuentro largos con el Señor.

Para reflexionar:

¿Qué me falta para llegar a ese amor y entrega plena al Señor?

Leer más
,

Misa lanzamiento año 2019

El lunes 18 de marzo  tuvimos un encuentro de Familia en la parroquia de Lourdes y San Vicente Pallotti, allí nuestro asesor nacional, el P.Tommy Nin Mitchell, celebró la Santa Misa donde se anunció el lema para el año 2019:

“Familia de María, conquistemos nuestro hogar”.

Fue una jornada de integración de la Familia de Schoenstatt en Uruguay.

A continuación la carta Homilia del P. Tommy:

Querida Familia,

¡Feliz día de Alianza (un poco atrasado) y día de San José!

El lunes 18 tuvimos un lindo encuentro de Familia en la parroquia de Lourdes y San Vicente Pallotti. Gracias a todos los que se acercaron a compartir.

En esta carta quiero poner por escrito aquellas cosas que les comenté en la homilía de la misa del 18 para provecho también de los que no pudieron venir.

En primer lugar, contarles del lema que sacamos como consejo de la Familia para el año 2019: “Familia de María, conquistemos nuestro hogar”. Este lema tiene que ver con los tres objetivos que nos propusimos para este año.

Misa4

En primer lugar, “conquistemos nuestro hogar” habla de nuestra sede. Como todos saben, en los próximos meses tenemos que devolver el oratorio. El año pasado, luego que nos enteramos de la noticia, nos pusimos a ver cuál era la voluntad de la Mater en este sentido. ¿Quería la Mater que conquistemos el santuario en Montevideo? Yo creo que sí, pero no inmediatamente. El santuario, además de lugar de gracias, es la plasmación física de la vida de la Familia. La Mater nos está invitando a llenar de vida nuestro movimiento en Montevideo para que así podamos construir el santuario en un futuro. Tenemos que seguir juntando también las Avemarías para el Capital de Gracias.

Mientras tanto, el Arzobispo de Montevideo, Mons. Daniel Sturla, nos ha entregado un lugar para que tengamos como sede. El está contento de que volvamos a su Arquidiócesis (el oratorio estaba en la diócesis de Canelones). Por ello, nos entregó para que tengamos como sede las antiguas oficinas de la pastoral juvenil, al lado de la Basílica de Nuestra Señora del Carmen. Seguramente conocen el lugar, ya que se encuentra frente al Palacio Legislativo, en Av. Lavalleja y Venezuela. Si Dios quiere tomaríamos posesión del lugar luego de Semana Santa, cuando asuma como párroco del lugar el P. Pablo Coimbra. El lugar es muy antiguo y seguramente necesitará varias refacciones y arreglos. Conquistar y dar vida a nuestra sede, para que sea un verdadero hogar de la Familia de Schoenstatt en Montevideo es el primer objetivo que nos planteamos para este año. Por supuesto, eso no implica abandonar nuestro compromiso en las parroquias, las capillas y el santuario de Nueva Helvecia. La Familia de Schoenstatt está presente en muchos lugares y es muy bueno que así sea. Misa3

El segundo objetivo está relacionado con lo que nos propusimos como Familia internacional en el año 2014: Schoenstatt en salida. Acentuar nuestro apostolado en los más diversos lugares. Como dice el Papa Francisco: animarnos a ir a la periferia. Dentro de los numerosos ámbitos del apostolado quiero nombrar tres metas para este año. En primer lugar, formar nuevos grupos, en especial de la Obra Familiar. Les invito a animarnos a invitar y comenzar grupos en las parroquias y las capillas. Pronto tendremos material nuevo que nos ayudará con las reuniones. En segundo lugar, hacer crecer la Campaña del Rosario. El año pasado bendijimos la imagen número 1000. ¡Qué lindo sería, este año, regalarle a la Mater, por lo menos, 50 nuevos misioneros de la Campaña! En tercer lugar, fortalecer el compromiso de la Familia de Schoenstatt con Providencia; ayudando económicamente en el mantenimiento del liceo y del club de niños, comprometiéndonos como voluntarios y docentes. A fines del año pasado, Provi construyó la primera capilla dedicada a la Mater en Montevideo. Ese también es un hogar para conquistar y dar vida como Familia.

El tercer objetivo, tiene que ver con nuestro compromiso espiritual con la Mater y la profundización del carisma de Schoenstatt. Creo que la Mater nos pide más aliados. Hay varias personas que están hace muchos años en el Movimiento pero que todavía no han sellado la Alianza de Amor. Razones puede haber muchas: algunos nunca se sienten preparados; otros temen que la Mater (o los dirigentes…), luego de la Alianza, exijan nuevos compromisos y ocupaciones. Pero la Alianza de Amor es, en primer lugar, un regalo que la Mater nos hace: un don de gracia que no merecemos y para el que nunca estaremos suficientemente preparados. Y aunque, como en toda la Alianza, hay un intercambio – de corazones, bienes e intereses –, eso es en puro beneficio nuestro, ya que lo que la Mater nos regala es lo más preciado: su hijo Jesús.

Como ven, la Mater nos ha planteado lindos desafíos para este año 2019. Quiere que demos un salto como Familia, que profundicemos nuestro carisma y que nos comprometamos más con la Iglesia, con el apostolado, con los más necesitados. Yo no sé a ustedes, ¡pero a mí me gustan los desafíos!

¡Que Dios los bendiga en este tiempo de Cuaresma!

Un saludo afectuoso en Cristo y María,

P. Tommy Nin Mitchell

Asesor de la Familia de Schoenstatt de Uruguay

Misa2Misa1

Leer más

Jubileo del primer Santuario filial de Schoenstatt – Nueva Helvecia – Colonia – Uruguay

Jubileo del primer Santuario filial de Schoenstatt – Uruguay, Nueva Helvecia.

 

El 20 y 21 de octubre celebramos los 75 años del primer Santuario filial de Schoenstatt.

Desde hace años el tercer domingo de octubre es el día de peregrinación al Santuario de la Madre tres veces admirable de Schoenstatt en Nueva Helvecia. Esta vez con un brillo especial ya que celebramos  los 75 años de su bendición. En 1943 en plena guerra mundial las Hermanas de María de Schoenstatt tuvieron la audacia de construir la primera réplica del Santuario original (situado en  Alemania). Luego de éste surgieron en diversos lugares, siendo el de Nueva Helvecia pionero de los más de 200 Santuarios que hay en la actualidad.

Casa-Procesion

Comenzamos el sábado 20 con un día de encuentro de Familia, acompañados por delegaciones de Brasil, Argentina y de otras diócesis de Uruguay. Celebramos nuevas Alianzas de amor, Consagraciones de miembros y entrega de Peregrinas a nuevos Misioneros de la Campaña del Rosario.

Para la celebración jubilar el domingo 21 de octubre se sumaron muchos peregrinos de nuestra diócesis, de otros lugares de Uruguay y el exterior. El frente del Santuario estaba adornado con la bandera patria y un arco de flores que junto a la estatua del Fundador, Padre José Kentenich, daban la bienvenida a los peregrinos. Allí el obispo diocesano Monseñor Carlos María Collazzi junto con otros sacerdotes celebró la Santa Misa ante más de 1.000 personas. Durante la misma expresó su gratitud a la Madre tres veces admirable por cobijar a sus hijos en el Santuario. Luego bendijo la Casa del Padre que es un lugar de encuentro con el Padre José Kentenich que, en su primera visita a Nueva Helvecia en 1947, se alojó allí. En los distintos ambientes de la casa se presentan aspectos relevantes de su estadía y de su espiritualidad, fotografías de Montevideo y del Colegio MTA de Nueva Helvecia, que se encuentra en el mismo predio del Santuario.

Los peregrinos pudieron acercarse al sacramento de la reconciliación y varias personas sellaron en el Santuario su Alianza de amor con la Madre tres veces admirable de Schoenstatt.

Por la tarde, la procesión encabezada por la imagen de la Madre tres veces admirable de Schoenstatt partió de la parroquia Santísima Trinidad seguida por el Señor Obispo y sacerdotes, a continuación los niños del Colegio MTA que llevaban pancartas con el valor que intentan vivir: la alegría, la fidelidad, la solidaridad, etc. con el símbolo que lo representa, acompañados de numerosos fieles que recorrieron las calles de la ciudad. Al llegar al Santuario se celebró una segunda Santa Misa. Al concluir la Misa  el Obispo impartió la bendición papal con indulgencia plenaria.

Fue un día de gracia y de alegría para todos los que participaron. Y partieron renovados en su fe y en la confianza en la Madre del Señor.

0-EncabezadoV1

Para ver el álbum de fotos completo en Facebook haga clic aquí:

 

Leer más
,

Ventana de la Capilla del Fundador – P. Kentenich

Configuración de la ventana de la Capilla del Fundador

Símbolo para el 15 de septiembre de 2018

 

50 Años

En diferentes contextos, el Padre Kentenich habló de la importancia de un período de 50 años. Inmediatamente después del Concilio Vaticano II, por ejemplo, dijo que se deben esperar 50 años que se manifieste la fecundidad real del Concilio. Con respecto a sus fundaciones, habló de la necesidad de refundar una comunidad después de unos 50 años. Mirando hacia atrás al período posterior a la fundación de Schoenstatt, describió en una conversación que después de 50 años uno tiene que esperar que los aspectos esenciales de una fundación puedan perder vitalidad. Una verdadera renovación de las fuerzas básicas también podría permitir que creciera una generación, lo que permitiría una comprensión general más profunda y una renovada realización de las metas de Schoenstatt.

 

2014

Las experiencias del Jubileo fueron una experiencia profunda del compromiso de la Virgen con la fidelidad a la Alianza para el segundo siglo de Schoenstatt. El regalo del Santuario Original se encuentran en las cercanías del Jubileo. Este paso hacia la amplitud fue formulado conjuntamente en el Congreso de Pentecostés de 2015. Schoenstatt en su camino, “lleno de espíritu misionero, … quiere ofrecer la Alianza de Amor como camino y esperanza a todas las personas a través de todas las fronteras – a la periferia de la sociedad” (Memorandum 2015).

 

Año Kentenich

El Año Kentenich 2017/2018, el 50° aniversario de la muerte de nuestro Fundador, ha dado vida a muchas comunidades, países y diócesis. Esto llevó al deseo de encontrar una expresión duradera para el Año Kentenich. En la Capilla del Fundador, donde nuestro Fundador fue llamado a la eternidad, 50 años después, debía documentarse la nueva etapa de la nueva fundación. “Un comienzo en el Espíritu Santo”, como el Padre Mennigen llamó a la confianza en la obra del Espíritu Santo en los días posteriores a la fundación de Schoenstatt, ya en septiembre de 1968.

 

Rediseño de la ventana de la Capilla del Fundador

La idea de rediseñar la ventana de la Capilla del Fundador nació del deseo de tener una expresión simbólica. Un motivo de Cenáculo, un motivo que expresa el acontecimiento de pentecostés caracterizará la pequeña ventana de la Capilla del Fundador. Las llamas de Pentecostés nos recordarán el 15 de septiembre de 2018. En el contexto de la imagen y la corona de la MTA, la cruz y el símbolo del padre, el sarcófago y la alfombra en el lugar de la muerte, la nueva ventana de cristal complementará el mensaje iconográfico general con la promesa pentecostal del futuro.

La Sra. Maria Kiess (Munich) diseñó el borrador. La producción de la ventana se realiza en el taller del  pintor bávaro Gustav van Treeck.

Símbolo para la Capilla del FundadorAlemania

En la Sala Pentecostal – por unanimidad – cor unum

El círculo describe un espacio que se convierte en el lugar donde se derrama el Espíritu Santo. El lugar de su paso se convierte en un espacio de irrupción en el Espíritu Santo. El espacio espiritual de unidad en la oración, en el anhelo, en el “Cor unum in Patre” es espacio para nuevos fundamentos y salidas, para profundidad y expansión.

 

Centro radiante

El centro brillante del círculo representa la irrupción de lo divino en el pasado y en el futuro. “Pero la invasión divina de arriba también quiere ser vista de abajo hacia arriba. Y entonces entendemos por esto la irrupción de lo divino a las almas individuales y de ahí el avance a toda la familia” (Conferencia de Navidad 1967).

 

Llamas pentecostales – salida a la expansión

“Y se les aparecieron lenguas como de fuego, que se repartieron; una se posó sobre cada uno de ellos” (Hechos 2,3). El círculo se está rompiendo. Las llamas saltan. Siete llamas representan la abundancia. El fuego pentecostal surge de la interacción de los dones personales y las vocaciones de los individuos y de todas nuestras comunidades. Una llama del espíritu sobre cada cabeza. Esto está representado en la imagen pentecostal de la Virgen María Reina de los Apóstoles de Vicente Pallotti. La coexistencia de vocaciones, carismas y dones personales está en los comienzos de la Iglesia. Da forma a la fundación y reconstrucción de Schoenstatt en nuevas generaciones, países y culturas.

 

De la explicación del Padre Ludwig Güthlein – Director del Movimiento de Alemania

 

Leer más
, , , , , ,

Cuentas para el futuro SANTUARIO DE SCHOENSTATT en MONTEVIDEO

Si quierees colaborar con la construcción del Santuario de Montevideo, ya tenemos dos Cajas de Ahorro destinadas exclusivamente para ese fin:
Caja de Ahorro en pesos 9355293  y

Caja de Ahorro en dólares 8402458

del Banco Itaú.

 

Nada sin Ti Nada sin Nosotros

Leer más