Cuaresma

,

Misa lanzamiento año 2019

El lunes 18 de marzo  tuvimos un encuentro de Familia en la parroquia de Lourdes y San Vicente Pallotti, allí nuestro asesor nacional, el P.Tommy Nin Mitchell, celebró la Santa Misa donde se anunció el lema para el año 2019:

“Familia de María, conquistemos nuestro hogar”.

Fue una jornada de integración de la Familia de Schoenstatt en Uruguay.

A continuación la carta Homilia del P. Tommy:

Querida Familia,

¡Feliz día de Alianza (un poco atrasado) y día de San José!

El lunes 18 tuvimos un lindo encuentro de Familia en la parroquia de Lourdes y San Vicente Pallotti. Gracias a todos los que se acercaron a compartir.

En esta carta quiero poner por escrito aquellas cosas que les comenté en la homilía de la misa del 18 para provecho también de los que no pudieron venir.

En primer lugar, contarles del lema que sacamos como consejo de la Familia para el año 2019: “Familia de María, conquistemos nuestro hogar”. Este lema tiene que ver con los tres objetivos que nos propusimos para este año.

Misa4

En primer lugar, “conquistemos nuestro hogar” habla de nuestra sede. Como todos saben, en los próximos meses tenemos que devolver el oratorio. El año pasado, luego que nos enteramos de la noticia, nos pusimos a ver cuál era la voluntad de la Mater en este sentido. ¿Quería la Mater que conquistemos el santuario en Montevideo? Yo creo que sí, pero no inmediatamente. El santuario, además de lugar de gracias, es la plasmación física de la vida de la Familia. La Mater nos está invitando a llenar de vida nuestro movimiento en Montevideo para que así podamos construir el santuario en un futuro. Tenemos que seguir juntando también las Avemarías para el Capital de Gracias.

Mientras tanto, el Arzobispo de Montevideo, Mons. Daniel Sturla, nos ha entregado un lugar para que tengamos como sede. El está contento de que volvamos a su Arquidiócesis (el oratorio estaba en la diócesis de Canelones). Por ello, nos entregó para que tengamos como sede las antiguas oficinas de la pastoral juvenil, al lado de la Basílica de Nuestra Señora del Carmen. Seguramente conocen el lugar, ya que se encuentra frente al Palacio Legislativo, en Av. Lavalleja y Venezuela. Si Dios quiere tomaríamos posesión del lugar luego de Semana Santa, cuando asuma como párroco del lugar el P. Pablo Coimbra. El lugar es muy antiguo y seguramente necesitará varias refacciones y arreglos. Conquistar y dar vida a nuestra sede, para que sea un verdadero hogar de la Familia de Schoenstatt en Montevideo es el primer objetivo que nos planteamos para este año. Por supuesto, eso no implica abandonar nuestro compromiso en las parroquias, las capillas y el santuario de Nueva Helvecia. La Familia de Schoenstatt está presente en muchos lugares y es muy bueno que así sea. Misa3

El segundo objetivo está relacionado con lo que nos propusimos como Familia internacional en el año 2014: Schoenstatt en salida. Acentuar nuestro apostolado en los más diversos lugares. Como dice el Papa Francisco: animarnos a ir a la periferia. Dentro de los numerosos ámbitos del apostolado quiero nombrar tres metas para este año. En primer lugar, formar nuevos grupos, en especial de la Obra Familiar. Les invito a animarnos a invitar y comenzar grupos en las parroquias y las capillas. Pronto tendremos material nuevo que nos ayudará con las reuniones. En segundo lugar, hacer crecer la Campaña del Rosario. El año pasado bendijimos la imagen número 1000. ¡Qué lindo sería, este año, regalarle a la Mater, por lo menos, 50 nuevos misioneros de la Campaña! En tercer lugar, fortalecer el compromiso de la Familia de Schoenstatt con Providencia; ayudando económicamente en el mantenimiento del liceo y del club de niños, comprometiéndonos como voluntarios y docentes. A fines del año pasado, Provi construyó la primera capilla dedicada a la Mater en Montevideo. Ese también es un hogar para conquistar y dar vida como Familia.

El tercer objetivo, tiene que ver con nuestro compromiso espiritual con la Mater y la profundización del carisma de Schoenstatt. Creo que la Mater nos pide más aliados. Hay varias personas que están hace muchos años en el Movimiento pero que todavía no han sellado la Alianza de Amor. Razones puede haber muchas: algunos nunca se sienten preparados; otros temen que la Mater (o los dirigentes…), luego de la Alianza, exijan nuevos compromisos y ocupaciones. Pero la Alianza de Amor es, en primer lugar, un regalo que la Mater nos hace: un don de gracia que no merecemos y para el que nunca estaremos suficientemente preparados. Y aunque, como en toda la Alianza, hay un intercambio – de corazones, bienes e intereses –, eso es en puro beneficio nuestro, ya que lo que la Mater nos regala es lo más preciado: su hijo Jesús.

Como ven, la Mater nos ha planteado lindos desafíos para este año 2019. Quiere que demos un salto como Familia, que profundicemos nuestro carisma y que nos comprometamos más con la Iglesia, con el apostolado, con los más necesitados. Yo no sé a ustedes, ¡pero a mí me gustan los desafíos!

¡Que Dios los bendiga en este tiempo de Cuaresma!

Un saludo afectuoso en Cristo y María,

P. Tommy Nin Mitchell

Asesor de la Familia de Schoenstatt de Uruguay

Misa2Misa1

Leer más