Uncategorized

, , ,

Testimonios de la Peregrinación al Santuario de Santa María en Brasil

Este viaje a Santa María fue para mí algo extraordinario. En algunos momentos parecía que estaba soñando. Nunca me había imaginado, ni en sueños, estar en esa tierra santa… ver y tocar a las hijas de Don Joao, estar en su casa, realmente, es algo inexplicable, pasar frente adonde Don Joao tuvo el accidente, estar junto a sus restos.
Yo sentí amor, paz, alegría, es el amor de nuestra Madre que nos conduce para estar junto a Ella, ser buenas Misioneras.
Sentí un gran compañerismo, tuve una gran vivencia que tocó mi corazón: somos una Familia.

Iris

SANTA MARIA 3

Las 12 Rosas Rosadas.

Un grupo de Misioneros visitamos la casa de las hijas de Don Joao Luiz Pozzobom. Nos recibieron como verdaderas hermanas. Como expresó la hermana Rosequiel, “Santa María es un lugar sagrado” y verdaderamente eso fue lo que vivimos allí. Los testimonios brotaban como agua de manantial; era como si un remolino de amor nos envolviera y nos elevara.
Estoy segura que fue la Divina Providencia que me ayudó a elegir este testimonio.
Hoy, rezando la Novena de Nueve Semanas del Santuario Hogar del Padre J. Kentenich, la reflexión era:
“¿Con que frecuencia voy al Santuario para reflexionar sobre la belleza de las flores que adornan el altar? ¿Comparto esa alegría con los demás?”

Entonces recibo el mensaje de Néstor pidiendo testimonios.
Ya no tenía dudas!
Esta es la vivencia a partir de una historia de Amor
—Una Misionera comparte con nosotros que se encontraba en un momento muy especial de su vida y decide pedir el auxilio de su mamá que está en el cielo y de Nuestra Mater.
Y es muy específica en su oración:
La señal pedida:
UNA DOCENA DE ROSAS ROSADAS
Cuando es sorprendida en medio de su jornada laboral con el hermoso ramo y un remito que tenía el número 18 “NO PODÍA PARAR DE LLORAR”
Cuando llama el enamorado no podía creer que no le hubiese gustado ese ramo tan especial que le había elegido de color “CHAMPAGNE”, ella lo único que atinaba a decir entre llantos “SON HERMOSAS LAS 12 ROSAS ROSADAS”.
El no daba crédito a lo que escuchaba; quería llamar a la florería para hacer el cambio…—
Las Hijas de Don Joao nos mostraron toda la casa. Al salir dimos la vuelta por el jardín y nos mostraron las flores!!!
ADIVINEN!!!
ROSAS color CHAMPAGNE!!!!
Es que con el entusiasmo no nos acordábamos que SOMOS INSTRUMENTO de Nuestra Mater y ella nos lo quiso recordar con esa flor.

Andrea.

Leer más